Artículos y Entrevistas

Artículos

La Escuela de la Vida

 La Escuela de la Vida.

A la Vida venimos a aprender lecciones, cada cual las suyas. Y la final, después de muchas experiencias, de idas y venidas marcándonos objetivos, metas, expectativas, después de muchos sueños e ilusiones,  nos damos cuenta de que lo que importa es el amor. El amor  que damos y el amor que nos permitimos recibir. Las experiencias de amor hacia uno mismo y hacia los demás, es lo que en definitiva nos da la ansiada felicidad.

Cuando abro mi corazón al Amor, la Vida me sonríe

Cuando surgen dificultades en nuestras relaciones personales del presente, es necesario tomar conciencia de nuestras relaciones de infancia. Ten en cuenta que la madre es la primera relación en la vida de un niño. Si no estoy en paz con lo vivido con ella, lo "proyecto" en mis relaciones afectivas del presente y del futuro, cuando algún aspecto de la persona con la que me relacione me "recuerda" lo doloroso,  lo traumático vivido con mi madre. También es sumamente importante la relación con el padre, el primer referente masculino.

 

En situaciones de cambio, cuando fallece un familiar o desaparece de nuestras vidas alguien que amamos profundamente y hay temas inconclusos y vivencias dolorosas negadas con esa persona, es posible que aparezcan "implicaciones" en nuestra vida presente que, de alguna manera, nos condicionan en nuestras actuaciones. Es un mecanismo reflejo, un piloto automático que toma el control en algunas de las facetas de nuestra vida y nos pone a la defensiva. Nos aisla nos separa de los demás.

Hay caminos en la terapia para llegar a esas experiencias del pasado y limpiar las que resultaron traumáticas. El proceso puede hacerse tanto en sesión de  grupo como en sesión individual.Cuando tomo conciencia de todo ello, cuando recupero la capacidad de narrar mi historia emocional, de hacer el duelo, de recuperar esas partes de mí olvidadas y de integrarlas, recupero mi centro y mi equilibrio interior.

 

Hasta que no mire y acepte lo que me produjo dolor,

la historia se repite una y otra vez 

Cuando trabajo en sesión individual me apoyo  en representaciones con muñecos o en la terapia  regresiva (regresión es regresar, es un recordar sensorial, un viaje en el tiempo a través de tus recuerdos para acceder a esas emociones que quedaron "congeladas" dentro de ti y que tienen que ver con tus  experiencias traumáticas)

 En la medida en que acepto que la Vida nos da, la Vida nos quita. En la medida en que me permito expresar todas las emociones que surjan de mis  experiencias dolorosas,  puedo hacer el duelo, encontrar el consuelo, pasar página y cerrar un capítulo. Así poco apoco, voy escribiendo el guión de la historia de mi vida. Y me doy cuenta de que la Vida sigue, que trae nuevas personas y nuevos amanaceres. Me doy cuenta de que yo soy el guionista y el actor o la actriz principal de la película.  

La solución pasa porque cada uno tome a su niño/a interior en sus manos y se haga cargo cada uno de las necesidades que tiene en vez de volcarlo en la pareja. Si el otro miembro de la pareja hace lo mismo, la relación fluye en armonía.

Cuando buscamos que la otra persona nos haga felices, porque nosotros no somos capaces de hacernos felices por nosotros mismos, esa es la clave para que la  pareja rompa. Es importante estar bien con uno mismo y conocerse uno mismo, para que pueda funcionar nuestra relación de  pareja.

Cada persona para convertirse en un adulto sano tiene que convertirse en el padre y la madre ideal de si mismo y acabará transformándose en un manantial de abundancia.

Cuando una persona se desconce a sí misma es imposible establecer una relación sincera y verdadera con el otro. Si me desconozco, estoy en el autoengaño. La pareja me expone y me obliga a sacudir el polvo de mi propia alfombra; se levanta una polvadera y a los otros generalmente tampoco le gusta mirarlo, porque le recuerda su propia polvareda que no quieren mirar y surge el conflicto.

No es solamente el Amor lo que consolida una relación, es el modo de relacionarse, el respeto, cuidarse, apoyarse, mirar en una misma dirección, ser feliz haciendo feliz al otro, mantenerse unidos en los mejores y peores momentos. Todo esto construye una base sólida para afianzar y ser feliz en el Amor.

La clave para tener éxito en una relación no es encontrar a la persona adecuada, sino aprender a Amar a la persona encontrada. El Amor es por lo tanto una "decisión", no es sólo un sentimiento.

Recuerda que el destino determina quién entra en tu vida y que depende de ti decidir quien quieres que camine a tu lado, a quien permites que se quede, y a quien quieres dejar ir. Esa es tu responsabilidad.

Estar solo es  una forma de conformismo. Prefiero resignarme y estar solo en vez de mirar lo que hay dentro de mí. Ver lo doloroso, lo que se ha ocultado.  El verdadero trabajo con uno mismo está relacionado con una actitud valiente y no mediocre.

Para llegar a una relación de pareja primero tienes que resolver la relación contigo mismo. Una relación funciona cuando las dos personas están en un grado similar de evolución, de autoconocimiento y de “limpieza”. A veces, las relaciones se sostienen desde el conformismo y el autoengaño. También es una actitud aprendida, lo que suelen hacer los otros.

Una relación de pareja basada en el amor es una relación basada en la responsabilidad, cuando la persona asume las consecuencias de sus pensamientos y de sus emociones y no le exiges al otro. Se la reconce porque no hay exigencias ni condiciones. Eso significa que cada persona se está apoyando en sus propios pies, se siente entera y entonces se puede dar el compartir. No espera que el otro venga a salvarle, a complementar su carencia y a cubrir su deseperación.

Cuando dependes de alguien es imposible que le ames. Te conviertes en el vigilante de sus actos, cuando te sientes  un compañero, la relación es auténtica, real y se establece el equilibrio en el dar y recibir.

¿Cómo encontrar pareja? ¿Cómo distinguir una relación auténtica? Son aquellas que aparecen cuando estás haciendo lo que deseas para ser feliz, no aquellas que buscas para ser feliz. Haz lo que te apasiona, lo que te completa, y aparecerá la persona adecuada a ti.

Pero lo cierto es que arrastramos los patrones y las creencias que aprendimos en la infancia sobre nosotros mismos los demás y el mundo que nos condicionan. Inconscientemente me atraen las personas  que fortalecen mis patrones de pensamiento. Si yo siento “yo no valgo”, surgirán personas que me lo harán sentir. Luego me bloqueo y desarrollo defensas para bloquear el dolor pero no para resolver el problema.

Algunos reconocen su problema, otros lo proyectan fuera: “Son los otros lo que me hacen daño a mí y yo estoy bien”.

Una relación “especial” es un intento de encontrar el consuelo y la paz de la devastación interna que siento por mis propias creencias. Cuando tratas de encontrar a alguien que amortigüe tu propio dolor. Es una fantasía.

Para entenderte a ti mismo es necesario dejar de temer al amor y atreverte a experimentarlo en todas las interpretaciones que el ego te mostrará. El amor no duele, lo que duele es la expectativa que generaste a su alrededor.

Llegar a la armonía total en una pareja requiere tiempo, consciencia y voluntad. El amor es necesario, por supuesto, es imprescindible pero hace falta también consciencia y sabiduría.

AMAR es una decisión.
AMAR es dedicación y entrega.
AMAR es un verbo y el fruto de esa acción es el Amor.

AMAR a tu Pareja, significa Aceptarla, Valorarla, Respetarla, Darle tu Amor.
Y todo eso te hará FELIZ por AMAR.

El Amor es como un ejercicio de jardinería. Arrancas lo que hace daño, prepara el terreno, siembra, se paciente, riega  y cuida el terreno. Estate preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, más no por eso abandones tu jardín. Vive la experiencia.

 

María Adela Miguélez, 25 de febrero de 2022

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro newsletters

Síguenos en...

Síguenos en Facebook...Síguenos en Twitter...Síguenos en Linkedin...Síguenos en GOOGLE+Síguenos en YoutubeContáctanos por whatsapp